Eurodiscap

La Fundación También participa en el Programa "Madrid Blanca" que acerca el esquí a los estudiantes

Imprimir

MadridBlanca

25/02/2011. Un sol espléndido y unas pistas de reluciente nieve marcaron la inauguración del programa “Madrid Blanca” que acerca el deporte del esquí a los escolares madrileños. Por segundo año consecutivo, contará con plazas para estudiantes con cualquier tipo de discapacidad ya que, gracias a la colaboración de la Fundación También, podrán tener acceso al material adaptado y a profesores especializados.

En el acto estuvieron presentes la directora general de Deportes, Carlota Castrejana, la medallista olímpica Blanca Fernández-Ochoa, madrina tanto del programa como del Equipo de Competición de Esquí Adaptado de la Fundación; Fernando Silva, presidente de la Fundación También y algunas integrantes del Equipo como Teresa Silva (directora general de la Fundación), Irene Villa, Esther Peris, Begoña Gerbolés y Mari Luz del Río.

“Madrid es una de las pocas capitales europeas de más de un millón de habitantes que tiene una estación de esquí a menos de 60 kilómetros. Queremos que los estudiantes de la Comunidad tomen contacto con este deporte y, además, deseamos que cualquier escolar con o sin discapacidad pueda disfrutar de la nieve”, señaló Carlota Castrejana. Fernando Silva agradeció poder colaborar en esta iniciativa, y recordó los logros conseguidos por la Fundación También después de diez años de trabajo luchando para que el deporte adaptado sea un instrumento de integración social. Por su parte, Blanca Fernández-Ochoa habló de su pasión por el esquí, “deporte al que amo y quiero” y agradeció a la Fundación la oportunidad de haber conocido “nuevos y grandes amigos”. Irene Villa tampoco quiso dejar pasar la ocasión de hablar del equipo de la Fundación con el que se ha demostrado que en el esquí adaptado las mujeres “pueden ser muy competitivas, dentro y fuera de nuestras fronteras”, aunque para ella lo importante es “que cada día el deporte adaptado llegue a más personas y se adapten sitios para poder entrenar y competir”.

El programa Madrid Blanca permite que los escolares, en grupos de 50, reciban cursillos de iniciación en el Puerto de Navacerrada. Cada profesor de esquí imparte clase a un máximo de diez alumnos, con un coste para el estudiante de sólo 10 euros, ya que la CAM subvenciona el material (esquís, botas y casco), así como las clases, de tres horas de duración, impartidas por monitores titulados. A lo largo de los cinco años en los que lleva en marcha el programa han sido más de 40.000 escolares los que se han disfrutado de estas jornadas.

Dpto de Comunicación/Fundación También